‘No queremos tener ‘elefantes blancos»: Gerente de Metroplús

Metroplus_Paraderos
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

Al hablar de obras inconclusas en Medellín o ‘elefantes blancos’ es inevitable traer a colación a Metroplús, y no solo por uno, sino por varios de sus proyectos que se han mantenido en el ojo del huracán, ya sea por incumplimientos de los contratistas o por problemas legales.Pretroncal de la 80, tramo 2B de Envigado, tramo 12 Sur, troncal de la Oriental y corredor de Itagüí son las obras que han tenido retrasos o que se encontraban paradas.

La situación hizo que, esta empresa, cuyos accionistas son: alcaldía de Medellín (55,32%), Metro de Medellín (25,14%), alcaldía de Envigado (10,06%), alcaldía de Itagüí (5,03%), Terminales de Transporte (4,02%) y el IDEA (0,43%), estuviera a punto de ser liquidada el año pasado por problemas financieros.

James Gallego, gerente de la empresa, contó que hay buenas noticias sobre la situación económica de Metroplús y sobre el futuro de sus obras.

Metroplús tenía un gran problema financiero y tenía causal de disolución para liquidarse el 18 de septiembre del 2020. Nosotros en la asamblea de socios que se hizo en marzo presentamos una propuesta que nos permitiera generar utilidades en ese año para salir de la causal de la disolución.La fórmula era que la empresa tenía que generar utilidades por $5.800 millones, equivalente a las pérdidas acumuladas que venía teniendo la empresa incluida la pérdida del 50 por ciento del patrimonio.

«Metroplús tenía un gran problema financiero y tenía causal de disolución para liquidarse»

Este año logramos generar esas utilidades y el 18 de septiembre radicamos en la Cámara de Comercio la fórmula para salir de la causal certificados por la revisoría fiscal que indicaba que al 30 de agosto ya habíamos superado esa utilidad y eso nos permitió también tener en caja, al 31 de diciembre, 5.000 millones de pesos que nos permiten seguir operando para la vigencia 2021.

¿Qué desencadenó este problema financiero?

Aunque haya 6 accionistas, mientras el convenio de cofinanciación con la Nación esté vigente, los municipios de Envigado, Medellín e Itagüí son los encargados del funcionamiento de Metroplús, pero, de alguna manera, estos venían retrasándose en el pago de ese funcionamiento porque no veían sus obras en ejecución para terminar sus proyectos.

Este no pago generó que la empresa acumulara pérdidas por $5.800 millones, pero el año pasado logramos que los municipios hicieran algunos de estos pagos.

Por ejemplo, Envigado ya está a paz y salvo con todas sus vigencias y con Itagüí logramos que la vigencia 2020 la pagara. En Medellín, se logró que se pagara una vigencia atrasada del 2019, nos ganamos unos honorarios e hicimos un ajuste presupuestal para el funcionamiento gastando $6.600 millones de los $8.100 millones presupuestados, lo que generó un ahorro.

Actualmente la empresa tiene los recursos para funcionamiento y de producción de demandas en caja para cualquier contingencia que se presente.

Pasando al tema de las obras ¿En qué va la polémica en Envigado?

De acuerdo con la Alcaldía fueron 22 individuos arbóreos, que sumados a los que se habían hecho en la primera etapa, da un total de 126 de los 133 autorizados por la autoridad ambiental. Foto: Esneyder Gutiérrez

 

Había unas que estaban en demanda, como el tramo 2A de Envigado (del parque a San Marcos) que se encuentra en un litigio en tribunal internacional y estaba inconclusa, esta fue entregada en diciembre del 2020 gracias a un convenio por $1.800 millones.

También estuvo parada la obra del tramo 2B, (conocido como Túnel Verde) que se encuentra entre San Marcos y Palogrande. Logramos reactivar esa obra el año pasado mediante el Tribunal Administrativo de Antioquia, por lo que hoy están en ejecución.

Aunque llegar a Palogrande ya va a costar $11.000 millones más o menos, también dejamos dentro del presupuesto de la vigencia 2021 esos recursos para que se logre su ejecución. La obra arrancó con una ejecución de 9 meses.

¿Quedaron listos los paraderos de la 80?

Debido a que por esta avenida transitará el metro de la 80, había una dificultad en cómo terminar los paraderos de este corredor, que son 27 en total y que quizá, en un futuro no se fuera a utilizar tanto.

Lo que analizamos fue la posibilidad de terminarla con los recursos que había en el convenio y tomamos la decisión de que Medellín no adicionara plata alguna.

En diciembre del 2020 se terminaron los últimos 4 paraderos de los 27 que tiene la Línea O, por la avenida 80. Foto: Jaiver Nieto

 

En diciembre se terminaron las últimas 4 estaciones que faltaban y la obra ya fue entregada al municipio de Medellín y posteriormente al metro para que comenzara la operación. En este momento estamos en proceso de liquidación de contrato de la obra, que terminó costando $14.000 millones.

La obra tuvo retrasos importantes, no solo por la pandemia sino porque faltaron ajustes en algunos diseños y en especial, porque cuando se levanta la capa asfáltica hay que mover por debajo unas redes de gas, acueducto y alcantarillado y esos trámites con EPM son un poco lentos.

¿Y la Oriental cómo va?

La obra se debió entregar a finales del 2019, pero ha tenido problemas con el contratista. Foto: Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Ya terminó su obra física en un 98 por ciento en noviembre del año pasado. Nosotros lo que hicimos fue suspender el contrato hasta el 29 de enero porque faltaban unos equipos de importación que por pandemia se pararon y que tienen que ver con la automatización.

Ya el 90 por ciento de estos equipos se encuentran en la ciudad y el contratista indicó que en máximo 10 días ya acomodaban los equipos y podrían entrar a operar. Ya está casi en un 97 por ciento y esperamos en febrero poder entregársela al municipio.

¿Y la 12 Sur?

Esta es una obra muy complicada porque aparte de que estaba siniestrada, el contratista debe $5.000 millones del anticipo, por lo que hemos hecho el trámite con la aseguradora para ver cómo los recuperamos.

Pero tomamos la decisión de hacer una liquidación del contrato, liberar los recursos y sacar un nuevo proceso, el cual fue adjudicado el pasado 23 de diciembre
. Ahora estamos a la espera de adjudicar el contrato de interventoría que nos permita iniciar la obra en la primera semana o segunda semana de febrero.

La obra estaría lista en diciembre, según informó Metroplús. Foto: Jaiver Nieto / EL TIEMPO

 

Quedó adjudicada con el saldo que teníamos. Hay que recordar que esta obra tuvo inicialmente un contrato de $38.000 millones, de los cuales, el consorcio ejecutó unos $14.000 millones, dejando unos $21.000 millones disponibles, pero hay unos dineros por recuperar en anticipos y diferencias en obras que tenemos.

Con esos $21.000 millones se realizó la adjudicación al nuevo contratista para terminar los tramos que faltan y construir la cubierta (box culvert) a la quebrada la Jabalcona.

Y queda pendiente el soterrado que conecta con la Aguacatala, que es una adición que se tiene que hacer de $6.900 millones, que ya quedaron en la vigencia 2021 de Metroplús. Esta obra tiene una ejecución de 10 meses, por lo que se espera que esté lista en diciembre de este año.

¿Y las obras en Itagüí?

Tras cinco años con las obras inconclusas en Itagüí, por la quebrada Doña María, donde las obras llegaron hasta la calle 55 por la margen izquierda y hasta la 50 por la margen derecha, con la alcaldía municipal formulamos un proyecto para unir las dos vías hasta la calle 47 y hacer una operación temprana que haga viable.

Nosotros esperamos que, a más tardar, la segunda semana de febrero logremos tener la autorización necesaria para realizar la licitación y llevar a cabo este proyecto.

¿Hacer viable la estación San Pedro?

La estación San Pedro nunca entró en funcionamiento porque su ubicación no fue la correcta. La parada está ubicada en una pendiente de 14,7 % de inclinación, más del doble de lo establecido Foto: Guillermo Ossa / EL TIEMPO

 

Con este avance, el gerente Gallego indicó que los llamados ‘elefantes blancos’ de Metroplús se lograron sacar adelante. Sin embargo, reconoció que hace falta uno y que el más grand: la estación San Pedro, que lleva casi 10 años sin operar.

“Le voy a poner todo el empeño, haciendo unas mesas de trabajo que nos permita buscar la posibilidad de operar esa estación, que creo que técnicamente se puede lograr”, indicó el gerente, quien recordó que esta obra, demandada y con sanciones por detrimento patrimonial, a pesar de tener diseños para adecuarla para otra utilidad, como un auditorio o similar, el curador negó la licencia por lo que tampoco no se puede llevar a cabo otro uso.

“Yo he querido abrir nuevamente el debate para que discutamos los ajustes que haya que hacer para hacerla operativa”, dijo Gallego.

ALEJANDRO MERCADO
Corresponsal de EL TIEMPO
@AlejoMercado10

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest

Suscríbete a nuestro boletín

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Deja una respuesta